Astrologia

Neptuno: ¿qué significa en astrología?

Bienvenidxs cosmonautas! Continuamos esta serie hablando sobre planetas. En una interpretación, lo que les vaya compartiendo por aquí se puede complementar con artículos anteriores, sobre signos! De todas formas, también les voy a compartir aquí algunas puntas para pensar cada uno de los planetas por cada uno de los signos… Hoy seguimos con Neptuno!

Más allá del individuo…

Recordemos algo que mencionamos en el artículo anterior sobre Urano: mientras los planetas personales nos definen como sujetos individuales, y los sociales como sujetos sociales, los planetas transpersonales nos definen como sujetos históricos. Empezamos con Urano a ver órbitas “demasiado” grandes, y esto significa que estos planetas pasan mucho tiempo en cada signo (y tardan mucho tiempo en dar una vuelta orbital entera). Luego, Neptuno tiene una órbita más grande todavía. Por lo tanto, hay personas de edades/generaciones muy distintas marcadas por un planeta transpersonal en el mismo signo. De esto deducimos que tener un transpersonal en X signo quizás no nos diga mucho de nosotros como individuos… Por eso, en una lectura astrológica personal los tenemos más en cuenta por casa que por signo.

En este blog todavía no hemos visto qué son las casas (ya lo abordaremos), pero por ahora tengamos en cuenta que representan ámbitos/campos de la experiencia humana, y que tienen correlación con los signos. Así, la casa 1 tiene que ver con Aries, la 2 con Tauro, la 3 con Géminis, etc… Más abajo, veremos a Neptuno por casa y no por signo, por este motivo. ¿Esto significa que los signos donde tenga a los planetas transpersonales en mi carta natal son irrelevantes? NO. Esto nos definirá como hijos de cierto tiempo histórico, y como parte de cierta generación a la que le tocó vivir ciertas y determinadas cosas. Y saber esto de nosotros también es importante. Pero mirándolos por casas obtendremos una información que nos atañe específicamente a nosotros…

Neptuno: la fusión en el Todo

La fusión se permite cuando se carece de límites. Así, podemos tener experiencias de trascendencia del ego (de la identidad individual), de empatía verdadera, y de entrega espiritual. Pero también, la falta de límites propician experiencias de confusión, de fantasía o realidad alterada que desembocan en decepción, etc. Todo lo que aparece con la falta de límites. Por eso Neptuno (o Poseidón) regía los mares y océanos: masas gigantescas de aguas que se mueven al unísono, sin poder separar una gota de agua de la otra…

Por otra parte, los límites posibilitan la identidad individual o egoica, cuya disolución total sólo sucede con la muerte. Neptuno rige los procesos de disociación del ego, que incluyen un gran espectro, desde la empatía por el otro, la actividad onírica, la imaginación, hasta la psicosis o mismo la muerte. Si bien veremos que quien nos habla de muerte propiamente es Plutón, Neptuno la nombra desde otro lugar bien distinto… Desde el lugar de un Yo que simplemente desaparece, quizás en un momento o situación específica, o quizás de forma permanente…

Neptuno x casas

Vamos a tirar puntas para comenzar a pensar a Neptuno en cada casa, nombrando ciertas palabras o frases que intenten responder a las preguntas “¿en qué ámbito de la vida tendré que trascender los límites?, o bien ¿qué ámbito de la vida tenderá a la confusión?” Ahora: ¿esto equivale a una lectura? Claro que no, se queda cortísimo. Pero la invitación es a ver qué de aquí nos resuena, para poder profundizar… ¿Vamos?

Posibles fuertes rasgos piscianos en la personalidad individual. Será un desafío vivir y funcionar en este plano terrenal. Tendencia al mártir, al salvador o a la víctima. Alta conexión con la fantasía, la imaginación y la creatividad.
Se debe tener cuidado y prestar atención al manejo de las finanzas personales, que pueden verse constantemente atravesadas por un halo de confusión. Tendencia antimaterialista.
La actividad mental funciona a la manera de Neptuno: la fantasía exacerbada, la clarividencia, la inspiración y la imaginación. Pero también podemos ver a una persona que no le puede poner límite a la actividad mental. También podemos ver confusiones constantes y situaciones de víctima con amigos.
El seno familiar está cubierto de un halo de confusión: la historia familiar, los roles, etc. Dificultad para enfrentar la realidad o para poner límites en relación a la historia familiar.
Las aventuras amorosas y los juegos de atracción interpersonales suelen darse cargados de mucha confusión, y quizás se desvanezcan sin motivo aparente. Sin embargo, este nativo posee una gran capacidad creativa y artística. Hay que cuidarse del idealismo sentimental en las relaciones amorosas.
Abnegación y sacrificio en el ámbito laboral. Tendencia a afecciones mentales más que físicas… O por el contrario, una salud inmejorable gracias a prácticas que conjugan lo físico con lo espiritual, como yoga, alimentación consciente, etc. Preferencia por trabajos que requieren gran empatía, imaginación, o creatividad.
Frecuente confusión y fantasía en materia de matrimonios, sociedades y asociaciones. Cuidado con distracciones que generan enemistades y conflictos, a estar presente en las relaciones. Su sensibilidad lo convierte en un amante gentil y considerado, mas también podemos esperar un olvido constante de sí mismo dentro de una relación con un otro. Otra posibilidad es ver a una persona que idealiza y romantiza en el ámbito relacional, sin poder vivir relaciones reales.
Una gran capacidad para lidiar con temas escabrosos de tu historia y la de los demás desde la empatía y la compasión. Por otro lado, podemos observar dones ocultos para interiorizar en el subconsciente humano…
Fuertes tendencias religiosas o místicas. El viaje puede ser el mecanismo de escape.
La inspiración/imaginación acompaña la vida profesional. Sin embargo, el asenso en este ámbito de la vida puede desvanecerse por motivos inesperados o incomprendidos…
Unión entre intelecto e intuición. Idealismo y fantasía se rozan y confunden… Los ideales siempre son en beneficio del grupo, o directamente de los demás.
Podemos ver personas con facilidad para las profesiones con alto grado de manejo simbólico (artistas, terapeutas, astrólogos, etc). Por otro lado, es frecuente un gran espíritu de entrega, sacrificio y renuncia, facilitado por dificultad para establecer límites claros…

Vuelvo a repetir que estas premisas y preguntas no tienen cómo convertirse en una lectura/consulta. Si nos quedáramos sólo con esto, reduciríamos todo a una mera dinámica de horóscopo de revista. Esto puede complementarse con los artículos anteriores sobre signos, y a su vez con los próximos, donde tocaremos otros planetas. Aquí va el ejercicio con estas lluvias de ideas que te he propuesto más arriba:

  • Ubicá la casa de tu Neptuno natal
  • Leé lo que aquí dice sobre él y, papel y lápiz de por medio, registrá cualquier cosa que te venga a la mente y al cuerpo. Asociación libre que le dicen…
  • Preguntate: ¿Me identifico con algo de lo que leo? ¿Siento que en esta área de la vida preciso más claridad y formalidad?

Y a vos, ¿cuáles de estas cosas te resuenan de tu Neptuno natal, y cómo las vivís?

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *