Astrologia Reflexion

Luna Llena en Libra

Luna Llena en Libra: El vínculo “ideal”, el vínculo real…

Luna Llena viene a “iluminar” con su plenitud. Hay un llamado para Ver. A veces es el reconocer la abundancia de una cosecha, y en ese sentido podemos pensar en qué anduvimos trabajando en estos últimos 6 meses (desde la Luna Nueva en Libra). Y otras veces, se trata de Ver lo que “en oscuridad” era imposible percibir, un momento de Revelación… No siempre las Luna Llenas son esos “momentos diáfanos” que nos venden por ahí; no es “sólo celebración”… Me parece que si este discurso lunar se construye con una Luna Nueva en Piscis y una Luna Llena en Libra, se presenta de forma clara la gran labor de despejar al Otro de nuestras propias fantasías y proyecciones…

Fantasía vs. Realidad.

Despojar al Otro de la forma en que le vemos (o le queremos ver), para poder encontrarnos con un Otro que es Real, en el sentido más ineludible de la palabra… Durante estas dos semanas que llevamos de lunación pisciana, he hecho mucho hincapié en dejar de condenar la fantasía como un ejercicio reprochable… La fantasía, así como las expectativas que tanto intentamos evitar, no sólo que son inevitables (porque somos seres capaces de imaginar), sino que pueden convertirse en un gran espacio de autoconocimiento. ¡Lo que imaginamos dice mucho de quiénes somos! Sólo que siempre debiéramos recordar la diferencia entre esto que es producción de mi imaginación, y esto otro que hoy es la realidad. ¿Puede una fantasía convertirse en realidad? ¿Pueden cumplirse mis expectativas? Sí. Y también hay una gran chance de que no. Cuando perdemos la noción de esta diferencia es cuando aparecen los problemas…

Y ahí está el punto. El intercambio y la conexión con otro es la base de comportamiento mamífero. Es muy nutricio observar qué fantaseamos, qué esperamos de ese intercambio. Pero hay un momento X, en que nos olvidamos de que aquí están mis fantasías sobre el otro, y aquí está: el Otro. Hay rasgos que quizás ambas cosas comparten, hay otros que difieren. Y cuando olvidamos ese límite, pasamos a relacionarnos con otro que no existe, que constantemente choca con el Otro real. ¿El problema es “fantasear”, “esperar”? No. El problema fue perder de vista el límite entre la fantasía y lo real. Quizás incluso observar nuestras fantasías nos haga ver que lo que queremos/necesitamos dista demasiado del otro real, y ambos puedan bifurcarse y continuar cada unx por su lado sin llegar al extremo de caer desde un 10° piso…

El contexto astrológico…

Esta Luna Llena en Libra participa de un Gran Trígono de aire, junto con Marte en Géminis y Saturno en Acuario. Un Gran Trígono es una configuración de mucho poder; expresa una fortaleza monumental. Pero puede también expresar un bloque cristalizado imposible de moldear. Y siendo de Aire este triángulo, la idealización está difícil de desmantelar… Por otra parte, la oposición entre Luna Llena en Libra y Sol-Quirón-Venus en Aries pinta la profunda dificultad humana en la construcción de lo vincular… Un deseo subjetivo que se prevalece a sí mismo, tan fogoso como fugaz. El dolor gigante de muchas veces no encontrar lugar para ese deseo en el “de a dos”. Un impulso grande de autopreservar lo propio, que me impide perderme en el otro, pero que muchas veces no me deja compartirme… Y la eterna necesidad mamífera de ese compartir interpersonal…

La fantasía como un campo de autoelaboración y autoconocimiento. Como una función creativa y siempre autorreferencial. Las diferencias entre el otro ideado, fantaseado, y el otro real. Y el vínculo que es o no es posible, en la medida en que los sujetos puedan verse realmente…

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *