Astrologia Reflexion

Luna Llena en Géminis

[ 30-11 ] Luna Llena en Géminis + eclipse lunar: “Desenmascarar al impostor”

Las Lunas Llenas sueles ser asociadas a momentos en que “está todo bien”. Momentos rebosantes, plenos, abundantes… Y es cierto, en un plenilunio la luz es plena. ¿Pero de qué estamos llenos? Y por otro lado, ahora que hay luz plena, ¿lo que podemos Ver nos gusta o nos disgusta? A veces, con luz plena, se ve lo que a media luz es posible enmascarar… Como ves, las lecturas no son siempre tan lineales, y la mejor forma de Ver es trabajar con el espacio vacío que proporciona la pregunta. Esta Luna Llena abre, a su vez, una nueva temporada de eclipses… La luz es plena, pero se quema, se prende fuego, se calcina algo de lo que Vemos. ¿Qué trae para Ver esta Luna Llena en Géminis? ¿Y qué es lo que pide ser entregado al Fuego?

Dr. Jeckyll y Mr. Hyde

Géminis es el primer signo de Aire de la rueda. Rige el cuerpo mental. Su verbo es el “Yo Pienso”, pero también podría ser el “Yo digo”, “Yo expreso, “Yo comunico”. Yo viajo con mi palabra, así como el Aire peregrina… De esta forma, tejo puentes. Del uso de mis palabras dependerá la cualidad de los puentes que teja. ¿Verdades? ¿Mentiras? ¿Palabras que aperturan, que posibilitan? ¿Palabras que manipulan, que hieren? Si pudiera describir mi autopercepción con palabras, ¿cuáles escogería?

Desde la más temprana edad, nos definimos a través de la palabra. De las historias a través de las cuales nos definimos, de los relatos que nos contamos y que nos cuentan de nosotrxs mismxs. En pos de la pertenencia, estos relatos van dejando fuera de la escena partes de lo que somos, e incluyendo otras. Y en pos de este carácter “selectivo” de nuestro auto relato, vamos creando máscaras, que la mayoría de las veces no enaltecen lo que somos, sino que ocultan partes del Yo…

Lxs actores/actrices y lxs cantantes impostan. Proyectan la voz para llegar más lejos, y también para que la características de su voz se identifiquen con el personaje que les toca. Así, la impostación de la voz es un recurso que colabora con la expresión de una historia que muchas veces nos abre los ojos, nos invita a pensar… La construcción de un personaje nos puede abrir el camino para percibirnos de forma más auténtica (la magia del arte). Pero a su vez, la forma de hacerlo es “ser quien no soy”. Este es el trabajo de quien actúa, a través de una voz inventada, de un vestuario que no es el que usaría en su cotidianidad, y de un contexto ficticio en el que se desenvuelve… ¿Cuál es la función de las máscaras que usamos? ¿Ocultar lo que en realidad somos, o abrirnos a la mayor autenticidad posible?

La máscara y la Sombra

Las máscaras (versiones de nosotrxs mismxs) que usamos desde la niñez cubren rostros que nos son propios, pero que amenazarían nuestra pertenencia. Rostros de lo inadecuado, de lo impropio, de lo terrible… También rostros grandiosos pero que sentimos que “nos quedan grandes”. Las temporadas escorpianas (como esta lunación) suelen abrir la tapa de la cloaca, y nuestras máscarás “políticamente correctas” se ven discutidas… El impostor (el que imposta, miente, finge ser alguien que no es) no está afuera. O por lo menos, ése no es el impostor que nos importa hoy. El impostor de sí mismo está aquí, leyendo estas palabras. Todxs somos un poco impostores… Es un mecanismo de protección y supervivencia… Pero Escorpio nos vuelve a dejar en claro cuánto duele negar parte de lo que somos. ¿Cuáles son los mecanismos con los que te engañas para poder seguir caminando sin sucumbir? ¿Cuál es el precio que pagas?

Cuando las máscaras caen, nos encontramos en el espejo con ese ser imperfecto, limitado, que por tanto tiempo quisimos ocultar. El dolor se revive, la negación puede aparecer, la ira puede aparecer, la tristeza y la autoexigencia pueden aparecer… Pero sólo quitando las máscaras, se abre la posibilidad de abrazar lo negado. Quizás podamos llegar a amar al monstruo… Y si sucede, se posibilita la experiencia real de sí mismx. Con todo lo que a ese sujeto le falta, con todo lo que no puede, con todo lo que le sobra, con todas sus piezas mal encajadas o rotas… Y pienso que todo lo que pueda surgir de ese estado más verdadero puede ser maravilloso, porque será sincero.

La Verdad y la Herida

La astrología de esta Luna Llena en Géminis se sostiene a través de una oposición con el Sol en Sagitario. Si hay algo que se comparte en este eje, es cómo se construye la Verdad. El Sol nos lleva a pensarla como una búsqueda que nos expande, como un camino. La Luna en Géminis nos señala que en esta búsqueda no hay un solo destino, sino que la Verdad es fragmentada, múltiple, y sobre todo relativa… Pero con un eclipse lunar ocurriendo, lo que se debe calcinar, dejar atrás, entregar al Fuego, es la verdad a medias, o la mentira. La máscara que oculta quién realmente somos… Desenmascarar al impostor, echarlo al Fuego, y bancarse la nueva imagen que espejo nos devuelve, que quizás no se ajusta tanto a nuestras idealizaciones…

Un sextil entre la Luna Llena en Géminis con Quirón en Aries nos sugiere lo que encontraremos tras la máscara: lo que duele. El tema es que la máscara puede tapar el rostro que no queremos ver, pero no va a evitar sentir el dolor de sabernos auto engañados… El dolor está ahí, y se escurre más allá de los contornos de la máscara, por los agujeros de los ojos, de la nariz… El dolor es el que nos llama a integrar lo negado. Si dejamos caer la máscara, al menos se abre la posibilidad, la oportunidad de lidiar con nuestra propia humanidad. Ver la herida es vernos en nuestra Verdad. Doler, va a doler de cualquier forma, con o sin máscara. Al menos, sin máscara aparece la posibilidad de amarnos en nuestra propia imperfección…

Esta noche, el impostor puede ser entregado al Fuego. Porque nos sirvió en un momento, pero ya no. Ya hay que comenzar a despedirnos…

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *