Astrologia Reflexion

Cuarto Menguante en Sagitario

[ 6|3 ] Cuarto Menguante en Sagitario: La Verdad ciega.

Como en todos los ciclos lunares, las Menguantes nos guían por el sendero del ocaso. Precisamos desprender y duelar algo, porque si lo mantenemos vivo, el rezo de Luna Nueva corre riesgo, y porque además hay un nuevo rezo que se anuncia que necesita espacio. Necesita que le hagamos espacio acá adentro… Así, los Cuartos Menguantes funcionan como un llamado a la limpieza profunda, al desapego inevitable. ¿Debemos deshacernos de “todo”? No, debemos discernir entre lo que aún “tiene sentido” y lo que ya ha caducado y, de continuar presente, comienza a sulfatarse, a echarse a perder y pudrir todo lo demás a su alrededor… La astrología de las menguantes, en ese caso, pueden darnos un guiño sobre lo que es necesario menguar… ¿Qué es lo que relata este Cuarto menguante en Sagitario?

Pensar una sociedad distinta.

Recordemos el contexto. Luego de un 2020 que fue aguda crítica a modelos sociales corruptos, jerárquicos, injustos, exclusivos, verticalistas, extractivistas… comienza un tiempo donde Acuario rige los discursos de recomposición social. Acuario, con su carácter revolucionario, innovador, anti-tradicionalista, utópico, horizontal, inclusivo, integrativo, propone otros horizontes para las colectividades humanas… Venimos de una Creciente y una Llena bien “mercuriales” (Géminis-Virgo), que nos han instado a pensarnos para pasar de la fantasía utópica a lo real y posible, y a hacer realidad lo posible organizando, analizando, poniendo los pies en la tierra… Hoy, algo “de Fuego” que precisamos menguar: el impulso que a veces nos coloca en un lugar absolutista y hasta fundamentalista…

Sagitario es el nicho donde aprendemos a salir de “lo pequeño”, “lo conocido”; “lo cómodo”, y emprendemos un “viaje de búsqueda” que nos depare con una versión de nosotrxs que sea elegida y no aprendida/heredada. “¿Quién soy realmente?” surge como una pregunta inminente que funciona como disparador. Sagitario nos cuenta de una Verdad personal que encontramos por un movimiento propio, y que relata una identidad individual más verdadera. Pero en Sagitario corremos el riesgo de cristalizar esa Verdad como la única válida, porque ésta se vuelve absoluta para mí, pero puedo olvidar que los demás también tienen derecho a tener su propia Verdad personal. Y muchas veces ésta otra Verdad (ajena) puede incluso diferir de la mía propia… El riesgo de caer en una supremacía dogmática nos roza la piel…

¿Cristalizar o fragmentar la Verdad?

La astrología de este Cuarto Menguante en Sagitario está íntimamente implicada en el relato nodal actual. En cuanto el Nodo Sur señala un karma en cuanto experiencia caótica que precisa ser “reordenado”, “reaprendido”, el Nodo Norte señala un Dharma en cuanto “blanco de nuestra flecha”, una experiencia a la que deberíamos apuntar… Desde hace casi un año, los Nodos recorren el eje Géminis-Sagitario, estando el Nodo Sur en Sagi y el Nodo Norte en Géminis, relatando mucho de lo experimentado en el contexto pandémico 2020 en relación a “la Verdad”. Fake news, ocultamiento de información, y en la esfera “del pueblo”, discusiones con niveles altos de agresión que intentan desacreditar quien no piensa como unx, quien no cree en lo que unx cree. Todo fruto de la gran angustia de, lamentablemente, no tener cómo saber los reales motivos de algo que es traumático, que es conflictivo, como una enfermedad viral…

En este sentido, el llamado nodal nos insta a reconocernos en la humildad sostenida por las limitaciones humanas. “No podemos saberlo todo”, aunque nos de bronca, y nos frustre. Y nos insta a comprender la Verdad como “verdades”, como algo que puede (y debe) ser fragmentado, discutido, democratizado… Todas las verdades. Incluso la propia, incluso aquella en la que decidimos creer. Dentro del contexto acuariano de esta lunación, construir nuevos modelos sociales, más justos, ecuánimes, integrativos, precisa abolir esos fundamentalismos dentro nuestro, que buscan de alguna forma “cancelar” la otredad…

Para construir nuevas sociedades, precisamos percibirnos como HUMANXS. Esto es, por un lado, percibirnos limitadxs y fallidxs. Y por otro, percibirnos mamíferxs. Y el mamífero, ES siempre con el otro, con el extranjero a mí, con el “visitante”, con el diferente…

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *