Rito Espiral

Acuario: “Yo miro por el día que vendrá”

Las estrellas.

Niños y Niñas Estrella han habitado un hogar de Tierra y mares. Llegaron desde tiempos que los calendarios no registran. Una molécula estelar conversó con otra, y con otra, y se han formado Niños y Niñas. Hijos e Hijas de esta Tierra. Y en sus aguas, habita la memoria de lo que son, las memorias del lugar de donde vienen.

 

 

La Visión.

De las Estrellas antiguas también viene la Visión de lo que vendrá (pero que aún no llega). Por eso, han estado apareciendo Canales de la información estelar. Como un gran cono cósmico, estos Canales recogen la información, y a través de su cántaro de Agua, la comparten en el río de lo colectivo. Vierten sus Aguas en este río, para que la Visión pueda llegar a todas las casitas del poblado de los Niños y Niñas Estrella. Visiones de mundos coloridos, de fractales y prismas que dibujan la molécula, y dibujan el Cosmos…Muchos de Ellos y Ellas, que olvidaron dónde guardaron su Memoria, miran a los Canales como si fueran locos que hablan cosas sin ton ni son. “Miren a este loco, habla puras tonteras, cita utopías ridículas y cuenta de mundos imposibles… No lo escuchen, es perder nuestro tiempo…”

 

Tiempo después (a veces poco, a veces mucho), la utopía se hace materia. ¡Era tan obvio! Lo que vendrá habitaba en lo que ha sido; la Visión viene del Origen. La utopía estaba escrita en las estrellas…

 

 

El Camino de la valiente desnudez.

Para canalizar lo que vendrá, el visionario debe SER lo que vendrá. Para esto, primero debe desnudarse. Por completo. Cuando se desnuda, el visionario todavía no envisiona claramente, porque sus viejos ropajes “taponan” sus canales que reciben la imagen del futuro. Sus viejos ropajes hablan de lo que fue, y para ver lo que vendrá debe, primero, quedar desnudo. Y esto da frío, da vértigo, amenaza la pertenencia tal como fue habitada… Esto deja al visionario sin suelo. Pero esto es necesario, para poder Ver los nuevos ropajes que le caben, y aprender a habitarlos. Por eso, el Visionario es, siempre, un Buscador. Y el viaje que emprende, es siempre un viaje iniciático al interior de sí mismo…

 

 

Pasado. Futuro.

Los Niños y Niñas Estrella… La Memoria está muy hundida en sus ríos rojos; hoy, luego de tanto tiempo, muchos no recuerdan su origen. Van ciegos, sordos y mudos, sin poder escuchar su sangre.

 

Pero la Visión de lo que vendrá, viene del lugar de lo que ha sido. Viene del Origen. El que Recibe la Visión lo sabe, por eso se sabe Puente entre lo que ha sido y lo que vendrá, entre Pasado y Futuro. Ser Mensajero de la Visión es ser Guardián de la Memoria. Pasado y Futuro son dos caras de un mismo prisma.

 

 

El Visionario está ahí para recordar que Todo es posible, y que el cambio es, en realidad, probar un camino distinto, que nos lleve de vuelta a Casa. 

 

 

 

 

Te gusto el contenido?
Suscribite para recibir más!
Nunca enviamos spam.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Autora

Lorena Butrón
Mujer del Clan de la Palabra, viajera, artista, terapeuta holística, astróloga y facilitadora de círculos de mujeres. Mulher do Clã da Palavra, viajante, artista, terapeuta holística, astróloga e facilitadora de círculos de mulheres.
Círculo Interno de Lectoras
Cadastro Gratuito
Nunca enviamos spam.
¿Quieres suscribir tu e-mail? / ¿Quer cadastrar o seu e-mail?

Recibí el Lunario de Rito Espiral de regalo! / Receba o Lunario do Rito Espiral de presente!

Nunca enviamos Spam