Capricornio – «Lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado»

Una cabra. Una cabra, y una montaña. La vista fija en el objetivo, allí, obnubilante, preciado, como una perla aérea. Los ojos llenos de decisión, firmeza y constancia. La sangre corre bulliciosa por las venas. Una cabra, una montaña, y en medio de ambas, el camino. Aquí es donde está, allí es donde debe llegar… …