Aries: El primer rugido, el grito de Guerra.

    Centella divina chispa creadora el sendero oscuro se va iluminando Y los Guerreros se van despertando Y las Guerreras se van despertando…   El Impulso. No había nada. Mejor dicho, lo que había era: la Nada. Una masa quieta, silenciosa, uniforme, inmóvil, inanimada… Y de repente, una inspiración profunda… y el Soplo de …