Astrologia Chamanismo Reflexion Sagrado Femenino

Ritual de Luna en Géminis

Géminis es el primer signo de Aire de la rueda zodiacal. Es el primer contacto con mi cuerpo mental, con mi cuerpo intelectual. Con Géminis descubro que tengo una mente, y que lo que construyo en ella (ideas, pensamientos) lo estoy creando en el 3D, siendo consciente o inconsciente de ello…  Géminis me dice: “Lo que crees, creas”. Y asegura que nuestra verdadera mente es la que está al servicio del Corazón, es esa energía masculina que, junto a la de la acción del Fuego, nos permite darle forma a la voz del Corazón.

 

El Aire de nuestro cuerpo mental sale desde nosotras hacia el mundo por medio de nuestro aliento de vida, en forma de Palabras. Géminis nos invita a comunicarnos y así expresar nuestra Verdad al mundo, y con ella tejer puentes…

 

Acompañada de un espejo y de tu celular (que usarás en tu trabajo), enciende una vela. Vas a comenzar por hacerte consciente de tu respiración. Recuerda que el mayor sistema excretor del cuerpo humano es el sistema respiratorio; permítete sentir como te “limpias” al simplemente respirar… Cuando le hayas dedicado un tiempo a esto, enfócate en llevar el aire a la garganta cada vez que inspiras. Coloca toda la atención allí, y estate atenta a cualquier palabra, color, o sensación que aparezca. ¿Cómo se siente tu garganta hoy? ¿Qué necesita? ¿Una bebida caliente? ¿Unos masajes sonoros hechos con la vibración misma de tus cuerdas vocales? Pues vamos a dárselo ahora…

 

Cuando te sientas totalmente presente, vas a comenzar a pensar en todas aquellas situaciones y personas con las que sientes que te quedaron cosas pendientes por decir, teniendo consciencia de que lo que no dijiste no lo colocaste afuera, por lo tanto sigue dentro de ti, y puede transformarse en cualquier otra manifestación de tu cuerpo… Así que no vamos a perder la oportunidad de decirlo ahora. Cuando “estés” en frente a aquello en lo que tus palabras quedaron atascadas, colocarás en frente tuyo el espejo, darás Play a la grabadora de voz del celular (y te olvidarás de su existencia), y dirás todo lo que se te quedó atragantado. Lo colocarás afuera de ti. Mucho acecho ante la mente que miente, porque probablemente ella te criticará o te enjuiciará si dices lo que tienes para decir desde el enojo, o la rabia, especialmente si te encuentras transitando algún “camino espiritual”… Ella querrá que te sobrepongas ante la ira o el dolor. ¡Pero es que la ira y el dolor están ahí probablemente porque nunca te permitiste colocar para afuera ese discurso! Entonces dilo como te salga, no te reprimas… Cada vez que vayas a traer a otra persona o situación, despide y agradece. Llora si hace falta, grita si hace falta, golpea una almohada si hace falta… No te guardes nada. Dale Stop a la grabación. Escúchala ahora, de aquí a unos días, de aquí a una semana… Ve registrando como tu sentir cambia con respecto a este registro…

 

EXTRA! Dedicarás unos minutos por la mañana a mirarte en el espejo, a reconocerte. Cada mañana, por 7 días, te dirás a ti misma palabras que reflejen la bonita alma que eres, y todo lo que quieres ver manifestado en tu vida, en formato de afirmación, como si esto realmente ya fuera una realidad.

 

 

[optin-cat id=»27″]

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *